Presentan organizaciones la Documentación Colectiva “Así se ve la minería en México”

Publicaciones

Con 63 fotografías de 23 fotógrafos y fotógrafas que dan cuenta de los impactos que deja la actividad minera en diversas regiones de nuestro país, esta tarde la Fundación Heinrich Böll, el Observatorio Académico de Sociedad, Medio Ambiente e Instituciones de la UNAM y el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible presentaron el resultado del proyecto Documentación Colectiva Así se ve la Minería en México.

Las imágenes que integran Así se ve la minería en México abordan cuatro grandes temas: contaminación ambiental, impactos en la salud, resistencias comunitarias y comunidades y territorios. Las miradas de los participantes dan cuenta de lo que esta actividad -considerada preferente y de utilidad pública en el marco legal- está dejando en el país: de cómo se arrasan los paisajes y todo aquello que los habite, de cómo las comunidades se organizan para frenar estos proyectos, de la generación de residuos, el abandono de los lugares destrozados una vez que el proyecto se acaba, de la escasez de agua mientras las minas utilizan y contaminan miles de litros del líquido, de la miseria de los habitantes de las comunidades, mientras las mineras extraen metales preciosos que no generan bonanza local.

“¿Por qué necesitamos poner atención a lo que está sucediendo con la minería en México?Porque aunque la actual Ley Minera considera a la minería como una actividad preferente y de utilidad pública, en los hechos es una actividad de interés privado, de escasa utilidad pública y económica y con un elevado costo social y ambiental para México y sus habitantes. Es importante decir que muchas de las concesiones mineras otorgadas se sobreponen con territorios que pertenecen a comunidades y ejidos.

“De hecho, hasta el 2017, 42% de los casi 12 mil núcleos agrarios existentes, tenían alguna concesión minera en su territorio. Es decir, que la ley minera ha permitido que una actividad de interés privado afectara los territorios pertenecientes a comunidades y ejidos, en ocasiones sin su conocimiento. Esta situación se extiende también a áreas naturales protegidas y a regiones que enfrentan estrés hídrico”, comentó Cecilia Navarro, integrante del CCMSS y del comité organizador de la documentación colectiva.

El comité organizador explicó que el proyecto de documentación colectiva buscavisibilizar qué está pasando, cómo están siendo impactados los territorios en los que se asientan los proyectos mineros. Asimismo, subrayó que el propósito de la documentación colectiva no se limita a esta convocatoria fotográfica, sino que se trata de abrir un proceso colectivo de mediano y largo alcance que permita documentar en el tiempo los daños que la minería causa en el ambiente y en las poblaciones locales.

Las imágenes se divulgarán en diversos espacios, con el fin de dar visibilidad a este tema y promover los cambios necesarios para que se respeten los derechos de las comunidades dueñas de los territorios y los ecosistemas que albergan.

La diputada Irma Juan Carlos, presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas de la Cámara de Diputados, quien participó en la entrega de reconocimientos, subrayó que es muy lamentable todo lo que ha pasado en México respecto a la minería. Se dieron concesiones sin consultar a nadie, sin acordar en qué se iban a beneficiar las comunidades. “Coincidimos que en la Cuarta Transformación, las cosas deben de cambiar. Hay muchas leyes que otorgan mayor facilidad para el despojo de los territorios y los recursos. Debemos trabajar en el cambio que todos queremos con la participación de académicos, de investigadores. El esfuerzo de investigadores puede apoyar la toma de decisiones de los políticos para que nuestro país de un giro hacia un desarrollo equilibrado y el cuidado y la protección del medio ambiente”.

Le preocupa y ocupa la actividad minera por lo que en la Comisión de Pueblos Indígenas están trabajando en un dictamen en materia de Consulta Previa, Libre e Informada a Pueblos Indígenas y Comunidades Afromexicanas derivado de cinco iniciativas. Señaló que “este tema es una deuda pendiente con los Pueblos Indígenas, ya que la reforma de 2001 fue incompleta y deficiente. El derecho a la consulta no fue reconocido en los términos del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), no obstante que era vinculante para el Estado mexicano. Al mismo tiempo se encuentra en discusión al interior de las Comisiones en el Congreso, la iniciativa por la que se adiciona una fracción al apartado A del artículo 2 y una fracción al artículo 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos presentada por una servidora; con esta reforma se pretende darle el reconocimiento constitucional al derecho a la Consulta a los pueblos y comunidades indígenas de la República Mexicana.”

Dolores Rojas, coordinadora de Programas de la Fundación Heinrich Böll, una de las organizaciones convocantes, comentó que “Como Fundación Böll en México, nuestro punto de vista es que la ecología, la democracia y la equidad son partes inseparables de un todo, así que muchas veces, nuestras discusiones y búsquedas de alternativas implican críticas claras al modelo de desarrollo existente, basado totalmente en la expectativa del crecimiento para producir bienestar y este crecimiento asentado fundamentalmente en la extracción de los bienes comunes. Los recursos naturales no son infinitos, por lo que se debe invertir mucho más (tiempo, recursos, imaginación…) en la búsqueda de alternativas”.

La Dra. Leticia Merino, coordinadora del Observatorio Académico de Sociedad, Medio Ambiente e Instituciones de la UNAM, refirió que “Una actividad que devasta la tierra, que pasa por encima de los derechos de las comunidades en las que opera, que contamina el agua, que destruye la riqueza biológica, que enriquece a unos cuantos, que genera miles de toneladas de residuos tóxicos no pueden ser de utilidad pública. El derecho a la vida, la cohesión comunitaria, los territorios sustentables, la gobernanza local sí son de utilidad pública. Necesitamos que nuestras leyes reconozcan qué actividades realmente son de utilidad para el bien público. Definitivamente, la minería no es una de ellas”.

“Muchas gracias a las fotógrafas y fotógrafos, profesionales y amateurs que participaron. Les queremos decir que las imágenes se incorporan a este acervo que continuaremos alimentando y serán utilizadas para continuar trabajando en favor de una modificación en el marco legal que actualmente rige la minería, mismo que ha propiciado innumerables despojos, una profunda e irreversible contaminación en tierra y suelo, además de que ha arrasado con la orografía y de los ecosistemas a lo largo y ancho del país”, mencionaron las organizaciones convocantes.

Liga al micrositio

Yhdysvallat teki joulutähdestä maailmankuulun, mutta sen kotimaa on Meksiko – siellä kukalla on hoidettu yskää, angiinaa ja ihotulehduksia

Publicaciones
Nochebuenas, Cuernavaca, México (Prometeo Lucero / YLE)

CUERNAVACA, MEKSIKO – Tässä on enemmän punaisia lehtiä, otetaan tämä, ehdottaa nainen miehelle kukkarivistöjen välissä.

Cuernavacan kaupungissa sijaitsevalla kasvihuoneella käy joulukuussa vilinä. Asiakkaat kiertelevät vertailemassa punaisia, valkoisia ja vaaleanpunaisia joulutähtiä. Puheensorina kilpailee aggregaatin rätinän kanssa.

Joulun symbolina ympäri maailman tunnettu kukka on alun perin kotoisin juuri täältä, Meksikosta. Kasvihuoneissa eri puolilla maata kasvatetaan joka vuosi lähes 20 miljoonaa matalaksi koristekasviksi jalostettua kukkaa, suurin osa niistä kotimaan markkinoille.

Meksikon metsissä joulutähtipuut ja -pensaat kasvavat yhä luonnonvaraisina.


Publicado en YLE.fi (Finlandia) el 24 de diciembre de 2019. Historia escrita por Anna-Reeta Korhonen

Un México desconectado

Article19

¿Qué pasa en aquellas comunidades indígenas que se encuentran aisladas y donde no existe infraestructura para generar conectividad y que además genera otras desigualdades basadas en realidades socio-económicas, barreras geográficas, de lenguaje y de cultura?

Archivos de la represión

Article19

Noviembre de 1976.

Desde lejos, detrás de un automóvil, un flashazo. Algunas personas se percatan de la cámara y esconden su rostro. Otras voltean con sorpresa. La mayoría ni se dio cuenta. La mirada es de algún agente de la Dirección Federal de Seguridad espiando a las personas asistentes a una movilización en la residencia presidencial de Los Pinos solicitando una entrevista. En el reporte, aparecen detallados los nombres de organizaciones sociales y estudiantiles.

Les invito que se asomen al proyecto Archivos de la Represión, un acervo de documentos en su mayoría producidos por la Dirección Federal de Seguridad (DFS), Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales (DGIPS), Secretaría de la Defensa Nacional y otras organizaciones policiales.

www.archivosdelarepresion.org

 

Éxodo centroamericano, racismo mexicano

Bitácora

Es entendible que mucha gente, al ver la caravana de 5 mil migrantes centroamericanos que ha ingresado a México se preocupe porque entran a un país donde no se les puede garantizar ni seguridad, ni empleo, que los propios mexicanos no tienen. Lo que no es aceptable es ninguna forma de racismo y xenofobia. Antes de ver el racismo en Donald Trump, debemos ver nuestro propio racismo mexicano.

En abril del año 2014, varios fotorreporteros fuimos testigos de un gran contingente de centroamericanos en busca de refugio, en su mayoría provenientes de Honduras. Para ese entonces, casi ningún medio prestó atención al contingente de casi un millar de personas que caminaron 100 kilómetros desde la frontera México – Guatemala hasta Villahermosa, Tabasco y posteriormente avanzaron hasta diversos puntos de la frontera norte México – EEUU. Lo que había iniciado como un viacrucis religioso de semana santa, se transformó rápido en la implantación del Plan Frontera Sur, un programa que no es de ordenamiento migratorio sino de control militar diseñado por la Secretaría de Marina.

Desde aquel entonces se empezó a ver cada vez menos migrantes en los vagones del ferrocarril, «La Bestia» y comenzaron a abrirse rutas clandestinas y cada vez más peligrosas.

Fue hasta que Donald Trump en 2018, ya como presidente de Estados Unidos, declaró su odio a través de Twitter contra esta caravana que el éxodo centroamericano captó la atención de los medios.

Central American migrants have to make deadly, irregular and clandestine travels hidden in the wagons and gonads of the train through Mexico during weeks to arrive to the U.S. The train is nicknamed "La Bestia" (The Beast) due to its dangerousness. Each Holly Week, along with Mexican human rights activists, make religious and protest activities during the "Viacrucis del migrante". This year, they walk on foot, since the evening of Thursday April 17th, after the train where they travel, under Ferrocarriles del Istmo enterprise orders, unhooked the gonads with people and left them abandoned in Tenosique. After being left, they made the decision to continue their way on foot. They have traveled on foot more than 100 km (328 000 ft) from Tenosique, Tabasco demanding an end to the violence against migrants and free transit through Mexico. (Photo credit: Prometeo Lucero) (Prometeo Lucero)

Central American migrants have to make deadly, irregular and clandestine travels hidden in the wagons and gonads of the train through Mexico during weeks to arrive to the U.S. The train is nicknamed "La Bestia" (The Beast) due to its dangerousness. Each Holly Week, along with Mexican human rights activists, make religious and protest activities during the "Viacrucis del migrante". This year, they walk on foot, since the evening of Thursday April 17th, after the train where they travel, under Ferrocarriles del Istmo enterprise orders, unhooked the gonads with people and left them abandoned in Tenosique. After being left, they made the decision to continue their way on foot. They have traveled on foot more than 100 km (328 000 ft) from Tenosique, Tabasco demanding an end to the violence against migrants and free transit through Mexico. (Photo credit: Prometeo Lucero) (Prometeo Lucero)

Central American migrants have to make deadly, irregular and clandestine travels hidden in the wagons and gonads of the train through Mexico during weeks to arrive to the U.S. The train is nicknamed "La Bestia" (The Beast) due to its dangerousness. Each Holly Week, along with Mexican human rights activists, make religious and protest activities during the "Viacrucis del migrante". This year, they walk on foot, since the evening of Thursday April 17th, after the train where they travel, under Ferrocarriles del Istmo enterprise orders, unhooked the gonads with people and left them abandoned in Tenosique. After being left, they made the decision to continue their way on foot. They have traveled on foot more than 100 km (328 000 ft) from Tenosique, Tabasco demanding an end to the violence against migrants and free transit through Mexico. (Photo credit: Prometeo Lucero) (Prometeo Lucero)
La madrugada del 17 de abril de 2014, bajo ordenes de la empresa Ferrocarriles del Istmo, los ferrocarriles desengancharon los vagones de carga donde habían subido migrantes centroamericanos y les dejaron varados en Tenosique, Tabasco.  Tiempo después, los migrantes tomaron la decisión de caminar hacia el norte a pie, avanzando más de 100 kilómetros desde la frontera hasta Villahermosa, Tabasco.

Los países de Centroamérica comparten muchas realidades culturales, históricas y sociales con México, pero también cuenta con sus propias particularidades. La migración, tanto en México como Centroamérica, fue un motor para la economía local pues el ingreso de remesas favoreció la economía (con el alto costo de separar familias), pero también benefició durante décadas a los Estados Unidos, pues la mano de obra migrante siempre ha sido más barata para las empresas y está obligada a pagar impuestos aunque no tenga derechos.

Los últimos años, la migración dejó de ser motivada únicamente por las carencias económicas y se volvió algo obligado por la violencia, en particular pandillas y narcotráfico y la represión política, golpe de Estado incluído, asi como de la extorsión y el alto desempleo solapados por gobiernos con alto grado de corrupción. Así, cada vez fue más frecuente conocer que no solo era la clase trabajadora pobre, sino también los trabajadores de clase media quienes empezaron a huir de Honduras.

Son pocos los que pueden pagarse un vuelo y realizar trámites legales de solicitud de refugio en forma; la mayoría hace sacrificios para obtener recursos y hacer el viaje de manera peligrosa vendiendo sus bienes. Antes en el lomo de «La Bestia», ahora por rutas clandestinas y muy riesgosas. Sin importar esto, la política en Estados Unidos (y México) es rechazar a todos por igual.

Las calles de Reparto Lempira, al sureste de San Pedro Sula, lucen desiertas después de que pandilleros del Barrio 18 enviaron un mensaje exigiendo a los habitantes que abandonaran sus hogares. Pocas personas caminan en las calles, aún con la presencia de la Policía Militar. (Prometeo Lucero) (Prometeo Lucero)
Las calles de Reparto Lempira, al sureste de San Pedro Sula, lucen desiertas después de que pandilleros del Barrio 18 enviaron un mensaje exigiendo a los habitantes que abandonaran sus hogares. Pocas personas caminan en las calles, aún con la presencia de la Policía Militar.

Un soldado inspecciona la espalda de un joven en busca de tatuajes mientras otro revisa su mochila en las calles céntricas de San Salvador.. San Salvador, mayo de 2012. (Foto: Prometeo Lucero) (Prometeo Lucero)
Un soldado salvadoreño inspecciona la espalda de un joven en busca de tatuajes mientras otro revisa su mochila en las calles céntricas de San Salvador. El Salvador, mayo de 2012.

Aunque Donald Trump abiertamente ha expresado de manera abierta su racismo y xenofobia, muchas de las políticas de deportación recientes fueron implementadas desde el periodo de Barack Obama. También, como una manera de detener el éxodo, se destinó dinero desde los EEUU en forma de «ayuda» hacia los países del llamado Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador), recursos que se invirtieron en mayor armamento para fuerzas policiacas y militares; en México, recursos para el Plan Frontera Sur, que incluyó controles migratorios de enormes proporciones en Chiapas, Tabasco, Veracruz y Oaxaca (retenes carreteros, puntos de control, estaciones migratorias, operativos móviles) y una policía migratoria en Chiapas.

Esto, hizo que el muro prometido por Donald Trump, además del ya existente, fuera algo más simbólico que útil, pues México se convirtió políticamente en el muro de contención contra Centroamérica desde hace ya mucho tiempo. Un triste y sumiso papel.

Juan Martinez, de 17 años, un joven deportado, evita salir en la calle por las noches. Su vida está en peligro. Retratado afuera de su casa en lo alto de un cerro, sus movimientos personales están limitados a la luz de día, desde que regresó deportado a San Pedro Sula. (Prometeo Lucero) (Prometeo Lucero)
Juan Martinez, de 17 años, un joven deportado, evita salir en la calle por las noches. Su vida está en peligro. Retratado afuera de su casa en lo alto de un cerro, sus movimientos personales están limitados a la luz de día, desde que regresó deportado a San Pedro Sula. Su nombre real fue cambiado por protección a su [ + historia ]

La colonia Rivera Hernández es disputada por la Mara Salvatrucha, el Barrio 18 y varias pandillas locales por el control del territorio, haciendo de éste uno de los territorios más hostiles de San Pedro Sula. También es hogar de diversas barras bravas violentas como Mega Locos, Revo y otras que pelean contra otras barras al finalizar los partidos de futbol. (Prometeo Lucero). (Prometeo Lucero)
La colonia Rivera Hernández es disputada por la Mara Salvatrucha, el Barrio 18 y varias pandillas locales por el control del territorio, haciendo de éste uno de los territorios más hostiles de San Pedro Sula. También es hogar de diversas barras bravas violentas como Mega Locos, Revo y otras que pelean contra otras barras al finalizar los partidos de futbol.

El trumpismo mexa

México recibe a miles de turistas nacionales. Sus destinos turísticos llegan a desplazar a poblaciones locales, destruir ecosistemas con tal de construir más hoteles, centros comerciales, viviendas, centros de diversión para consentir al turismo. También recibe inversión extranjera, para construir presas, parques eólicos, gasoductos, aeropuertos, aunque tenga que destruir, desplazar e instaurar terror en poblaciones locales. ¿Alguien dijo «expats» en México?.

Resulta irónico que este mismo país, replique el mismísimo discurso de odio que Donald Trump escupe contra los mexicanos. Pero va más allá: México es racista incluso consigo mismo, con los pueblos indígenas y afromestizos, a quienes también niega sus derechos e identidad. No es extraño entonces que el racismo tenga más que ver con el miedo a verse en el espejo de pobreza y en la idealización de castas y rangos.

Más irónico, que alguna vez, en el pasado, la política exterior en México recibió a refugiados de todo el mundo que huían de la guerra y persecución. En tiempo pasado.

Quizá lo que más espantó a muchos de la reciente caravana centroamericana fue la forma de ingresar a territorio mexicano el 19 de octubre de 2018. Y entonces, muchas personas desde la comodidad de las redes sociales comenzaron a condenar la estrepitosa entrada e incluso a celebrar que la Policía Federal replegara la caravana con gases lacrimógenos… a niños incluídos.

Lo que no se ve desde la pantalla es la pesadilla para quienes han intentado hacer un trámite de refugio por la vía legal. Los solicitantes de refugio conocen de largas esperas que no garantizan ninguna respuesta positiva de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados  y la alta posibilidad de ser deportados, a pesar de demostrar vivir en una situación de alto riesgo. Y si, por política, muchos son devueltos al lugar donde les espera la muerte, incluidos menores de edad.

Menores migrantes centroamericanos esperan su deportación en las instalaciones de la Estación Migratoria en Acayucan, Veracruz (Prometeo Lucero)
Menores migrantes centroamericanos esperan su deportación en las instalaciones de la Estación Migratoria en Acayucan, Veracruz

A central american migrant carries a cross during the "Viacrucis migrante" in front of the 38A Military Zone, on April 6th, 2012. (Photo: Prometeo Lucero) (Prometeo Lucero)
Un migrante centroamericano carga una cruz frente a la 38 Zona Militar durante el viacrucis migrante, el 6 de abril de 2012.

Migrants pray near the place where guatemalan indigenous migrant Julio Fernando Cardona Agustín was murdered in Lechería, Estado de México. Cardona was arrested by police hours before his body was found dead and arrived with the caravan "Paso a paso por la paz" (Step by step for peace) (Photo: Prometeo Lucero) (Prometeo Lucero)
Migrantes rezan cerca del lugar donde fue asesinado el migrante indígena mam Julio Fernando Cardona en Lechería, Estado de México. Cardona había sido arrestado por la policía horas antes de encontrarse su cuerpo abatido a pedradas en las cercanías del tren. El joven había llegado a México con la caravana «Paso a paso por la paz». [ + historia ]

State police officers and local authorities stand inside the migrants temporary shelter in Tultitlán before asking migrants to leave the place, on on August 3rd, 2012. Tultitlán local authorithies ordered to dismantle the temporary shelter that was placed under a bridge in Tultitlán after shelter "San Juan Diego Cuauhtlatoatzin" in Lecheria, was closed on July 9th, 2012. (Photo: Prometeo Lucero) (Prometeo Lucero)
Policías estatales y autoridades locales recorren el albergue temporal de Tultitlán, Estado de México, antes de cerrarlo el 3 de agosto de 2012. El albergue temporal, bajo un puente vehicular, funcionó tras la clausura de la casa «San Juan Diego Cuauhtlatoatzin» de Lecheria, cerrada el 9 de julio de 2012.

«No soy racista pero…»

Antes de iniciar esa frase, sugiero algunas reflexiones.

  1. La migración es la historia de la humanidad.
  2. El cierre de fronteras solo beneficia el tráfico clandestino de personas.
  3. Los propios países de origen son responsables de la migración de su gente mientras no le garanticen seguridad a sus propios ciudadanos. Vale la pena hacerse la pregunta: «¿Tú qué harías si en tu país se han cerrado todas las opciones, tu vida corre riesgo y el Estado no tiene capacidad ni interés en ayudarte o incluso también te persigue?»
  4. Existen principios y leyes internacionales que muchos Estados han adoptado para no deportar a personas cuya vida corre riesgo. No se respetan, pero existen.
  5. No podemos condenar el racismo externo sin vernos a nosotros mismos.
  6. Que nadie olvide que fueron migrantes centroamericanos quienes se sumaron como voluntarios durante la emergencia de los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017. Estaban de paso, pero se sumaron sin recibir pago a las labores de rescate y limpieza.

 Para tomar acción [Actualizado: 21 de octubre, 23:20]

El racismo siempre sobra y existen albergues y grupos que toman el riesgo de apoyar, desde la ciudadanía a las personas que emigran.

Aquí algunas iniciativas sociales y humanitarias de apoyo:

Manejo forestal comunitario en Amanalco: vivir del bosque y para el bosque

ONG

El bosque significa más que árboles para las personas que viven en estos territorios. Es fuente de alimento, trabajo, medicamento, agua, aire limpio y protección. Los dueños de los territorios forestales son los principales procuradores de su conservación en buen estado, junto con toda la diversidad biológica que albergan.

Basta salir una hora en carretera de la Ciudad de México para encontrar un bosque bien manejado, pero amenazado. En el municipio de Amanalco, en el Estado de México, las comunidades y ejidos realizan importantes labores de manejo y aprovechamiento de este importante bosque: realizan reforestaciones, brechas cortafuegos, podas, aclareos, bordos de retención de suelo y humedad.

-> Fotografías para el Consejo Civil Mexicano de Silvicultura Sostenible (CCMSS). Texto de Gerardo Suárez

Keskiluokan lattioita kuuraavat kotiapulaiset aikovat äänestää vasemmiston voittoon Meksikossa

Publicaciones

CHALCO 34-vuotias kolmen tyttären äiti Marisol Vasquez Ramos herää joka aamu viideltä kotonaan San Juan Tezompan kylässä, Chalcon kunnassa Meksikossa ja matkustaa kolme tuntia metrolla ja bussilla pääkaupunkiin Méxicoon.

Siellä hän pesee keskiluokan likapyykkejä kahdeksan tuntia. Työpäivän jälkeen hän matkustaa taas kolmen tuntia takaisin San Juan Tezompaan, jossa odottavat omat kotityöt.

Yksinhuoltajaäiti on kyllästynyt Meksikon valtapuolueisiin, joiden mukaan köyhien tulisi ryhdistäytyä ja paiskia kovemmin töitä.

Ensi sunnuntain yleisvaaleissa Vázques Ramos aikoo äänestää presidentiksi vasemmistolaisen Morena-puolueen presidenttiehdokasta Andrés Manuel López Obradoria. Hän johtaa mielipidemittauksia tällä hetkellä ylivoimaisesti. (siirryt toiseen palveluun)

Chalcon kunnassa riittää ongelmia, ja niihin Vásquez Ramos toivoo Morenalta vastauksia.

– Vesijohdoistamme tulee vettä vain parina tuntina lauantaisin. Silloin on täytettävä tynnyrit vedellä koko viikon tarpeisiin, Vásquez Ramos kertoo.

– Viemäröintiä ei ole, terveyskeskuksessa ei ole koskaan lääkäriä, koulut ovat huonotasoisia eikä koulujen vessoissa ole vettä.

-> Publicación en Yle.Fi (Finlandia), 27 de junio de 2018 | Texto: Anna Reeta Korhonen

Deportados después de combatir por Estados Unidos

Publicaciones

Mucho se ha dicho en los últimos meses de los llamados dreamers (soñadores) mexicanos que vinieron a Estados Unidos de niños, hijos de padres indocumentados, y ahora hacen frente a la amenaza de ser deportados a un país que desconocen. Pero poco se habla de un grupo de deportados que podrían llamarse quizás nightmarers ( pesadilleros). Individuos como Miguel Hernández, Alex Murillo o Enrique Salas, que han sido deportados de California a Tijuana pese a haberse identificado tan estrechamente con la bandera de las barras y estrellas como para ir a jugarse la vida a Vietnam, Irak o Afganistán.

“Nosotros estamos trabajando con decenas de veteranos en Tijuana que han sido deportados por delitos que, en casi todos los casos, están relacionados con los trastornos que sufrieron en combate”, dice Roberto Vidar, que gestiona la oficina de un grupo de apoyo a veteranos de guerra deportados en la ciudad fronteriza de Tijuana en Baja California (México).

-> Publicado en La Vanguardia, 11 de marzo de 2018. Texto de Andy Robinson